Search

“Con-Tacto con los y las jóvenes”, un programa local de información y cocientización sobre la salud

Honduras – Fundación Cultural Paris-Tegu

Datos: 

Objetivo de Desarrollo (ODD) de la ONU: #3 y #5 respectivamente, Bienestar y salud e Igualdad de género

Beneficiarios: Número total previsto de beneficiarios: 30

Edad beneficiarios: de 13 a 22 años

Número mujeres beneficiarias: 15

Número varones beneficiarios: 15

Dentro de este grupo de 30 jóvenes, 8 jóvenes formados como

facilitadores: 4 mujeres y 4 varones

Beneficiarios indirectos: 500

Monto de la subvención: 

Monto total el proyecto: 33.155 € 

Monto de la subvención solicitada: 23.000 € (aproximadamente un 69%)

Ciudad: Tegucigalpa

Área de Intervención del proyecto: Lucha contra la discriminación y violencias contra las mujeres y niñas y acceso a sus derechos y salud sexual reproductivos y reforzar o desarrollar las capacidades y competencias portadores de proyectos

Detalle

El presente proyecto tiene como propósito generar en un grupo de 30 jóvenes un proceso de cambio de mentalidad y de conducta más sana y responsable, en particular en relación con su propio cuerpo y su comportamiento con los demás, como ser su familia, amistades y noviazgos, mediante acciones de capacitación, orientación y espacios de expresión.

La meta es romper con los estereotipos, prejuicios y patrones de comportamientos que tienen las y los jóvenes hondureños, mejorar la autoestima, reforzar los conocimientos, así como las capacidades de discernimiento, análisis y decisión, generando progresivamente conductas más sanas, saludables y responsables.

En una segunda etapa, se capacitará a un grupo de 8 jóvenes facilitadores capaces de impartir charlas a otros jóvenes con el fin de generar efectos multiplicadores sobre temas de igualdad entre géneros, en particular, los derechos sexuales y reproductivos para prevenir los embarazos prematuros, las ITS, el VIH/SIDA y las violencias basadas en género.

El objetivo general de este proyecto es generar en jóvenes un proceso de cambio de mentalidad y conducta para contribuir a la reducción de la violencia contra la mujer y las desigualdades entre géneros.

En cuanto a los resultados previstos se espera lograr lo siguiente:

  • El reforzamiento del empoderamiento de los y las jóvenes, en particular en relación a la participación en las decisiones que les conciernen
  • La construcción de relaciones entre las mujeres y varones más horizontales mediante la comprensión de sus derechos y de la deconstrucción de los estereotipos y prejuicios, lo cual es esencial para prevenir las discriminaciones
  • El desarrollo de capacidades y conocimientos que favorecen la confianza en sí
  • La formación de 8 jóvenes con voluntad y capacidad para ser actores y actrices de la transformación del rol de la mujer en la sociedad.
  • Ampliación de la red de aliados estratégicos
  • Fomento del liderazgo juvenil en los y las jóvenes

El contexto y justificación se basa en que los y las jóvenes de Tegucigalpa viven en una sociedad caracterizada por las desigualdades sociales y de géneros. A pesar de ciertos avances a favor de los derechos de la mujer, las prácticas discriminatorias, el acoso y la violencia de género siguen siendo muy presentes. La violencia se expresa diariamente bajo diferentes formas (física, psicológica, emocional, sexual, económica, patrimonial etc.) en el ambiente en el cual evolucionan, como la familia, el sistema educativo vertical y represivo, hasta en los mensajes sexistas percibidos a través de la música que escuchan.

Tienen generalmente muy bajo nivel de conocimiento relativo a su propio cuerpo y al reconocimiento de sus derechos y desde la niñez aprenden e interiorizan patrones diferenciados de roles de la mujer y del hombre y reproducen inconscientemente las actitudes diferenciadas y contradictorias según los géneros.

En el CCAA, en el marco de los grupos de expresión implementados en el año 2021 en el marco del módulo formativo “Emprendimiento & Equidad entre géneros”, casi el 100% de las mujeres participantes expresaron haber sido víctima de acoso o de violencia de género de diferentes tipos durante su niñez y/o juventud. Muchas afirman que su madre también sufre de situaciones de violencia dentro de la casa. La mayoría de los y las jóvenes no logran reconocer muchas formas de violencia de género, que son legitimadas en el ambiente en el que viven.Las estadísticas a nivel nacional confirman esta tendencia.

Para combatir las desigualdades entre géneros y reducir la violencia de género en la sociedad hondureña, es pertinente trabajar con los y las jóvenes, que están en etapa de desarrollo social y profesional además de ser también los ciudadanos constructores del futuro del país.

Para generar cambios de conducta en ellos y ellas, es determinante que comprendan lo que produce las desigualdades entre géneros y sigan por un proceso de desconstrucción de los estereotipos y prejuicios que generan la reproducción de actitudes sexistas y machistas.

Además, para que estos cambios sean sostenibles en el tiempo, es pertinente invertir en la formación de jóvenes líderes, capaces de desempeñar un rol activo en la lucha contra la violencia y las problemáticas que les conciernen.

Compartir: